La educación en España “catea” el examen de la OCDE

estudiantesLa Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) vuelve a dar calabazas al sistema educativo español. Los estudiantes españoles suspendieron en 2003 el examen comparativo al que se sometieron los alumnos de los Estados miembros de la OCDE.

Ahora acaban de quedar en evidencia los profesores de nuestro país, según un informe que este organismo internacional presenta este martes en Bruselas y México. La futura competitividad de la economía española tiene en su sistema nacional de educación un pilar quebradizo y mediocre.
Talis 2009

La OCDE ha presentado este martes los primeros resultados de su Estudio Internacional sobre Docencia y Aprendizaje: Talis, según sus siglas en inglés. Es la primera vez que una encuesta internacional se dedica al medio educativo y a las condiciones de trabajo de los profesores. El objetivo es comparar los sistemas educativos de 23 países entre los que se cuenta España, y servir de base para el desarrollo de las políticas de Educación.

La investigación analiza diversos aspectos que influyen en la calidad de la enseñanza y del aprendizaje como, por ejemplo, la dirección y la gestión de los centros educativos, y la información que los docentes reciben de los directores.
Falta de preparación de los profesores

Según los datos del informe, los directores del 38 por ciento de los profesores españoles de secundaria obligatoria consideran que la educación en sus centros se ve muy o algo afectada por la falta de preparación pedagógica de sus docentes. Ese porcentaje sólo lo superan México (70,2 por ciento), Italia (53,4 por ciento) y Turquía (42,9 por ciento). La media de este grave problema en los 23 países analizados es del 24,1 por ciento, muy por debajo del porcentaje español.

Los directores del 34,1 por ciento de los profesores españoles de ESO consideran que una de las actitudes que lastra mucho o algo la educación en su establecimiento es la impuntualidad. La media de este problema en los 23 países analizados es de sólo el 15,1 por ciento.
Desarrollo profesional

Los directores del 39,2 por ciento de los profesores españoles de secundaria también muestran su preocupación por el absentismo de los profesores. La media del informe es del 25,8 por ciento.

El porcentaje de profesores que no tiene que pagar ningún coste en concepto de formación y desarrollo profesional es del 54,8 en España, mientras que la media de los 23 países analizados es el 65,2 por ciento. El porcentaje de profesores españoles que desearía recibir más formación que la recibida en los últimos 18 meses supera ligeramente el 60 por ciento, mientras que la media apenas supera el 50 por ciento.

Los expertos de la OCDE señalan en su informe dos factores que ayudan a elevar la calidad de la docencia: que los directores de los centros ejerzan un liderazgo educativo y no sólo burocrático, y que los centros y los docentes sean evaluados para que sean conscientes de la calidad de su trabajo. La OCDE asegura que los profesores que reciben información de sus superiores sobre la pertinencia de su trabajo se sienten incentivados.
Retroalimentación con los jefes

Italia y España son los dos países analizados por el estudio donde existe menos comunicación en este sentido entre directores y profesores. El porcentaje de profesores aue no recibió retroalimentación de sus jefes en 2007 y 2008 superó el 50 por ciento en Italia, y sobrepasó el 40 por ciento en España.

En la estadística sobre liderazgo, los directores de centros de secundaria en España aparecen entre los últimos. Es decir, están menos involucrados en la toma de decisiones (apoyar la mejora de la formación de los profesores, establecer los objetivos del centro, etcétera).
PISA 2003

La OCDE publicó en 2003 los resultados de su estudio PISA (siglas inglesas que se traducirían al español como Programa para la Valoración Internacional de los Estudiantes). 275.000 alumnos de 41 países fueron sometidos a exámenes (matemáticas, lectura, ciencia, y resolución de problemas) que pusieron a prueba la calidad de los conocimientos asimilados y la capacidad para aplicarlos en la vida real y no sólo en la académica. “Significativamente por debajo de la media”, fue la nota que la OCDE dio a los resultados cosechados por España.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.