Un colegio de Compostela ofrece libros electrónicos a sus alumnos

libros electronicosUn colegio de Santiago de Compostela ofrecerá a sus alumnos de cuarto curso de educación secundaria libros electrónicos, como parte de un proyecto piloto para sustituir a los de papel, informaron sus promotores.

La iniciativa, denominada ‘E-volution’, se llevará a cabo al regreso de las vacaciones de Semana Santa, el 6 de abril, en el colegio Junior’s de Santiago de Compostela y con el apoyo de la empresa tecnológica Grammata y la editorial Santillana.

Dicho centro educativo se convertirá así en el primero español no universitario en introducir el libro electrónico en las aula para probar su eficacia en la enseñanza, después de su éxito comercial en varios países.

Así lo explicaron el director del centro, Miguel Ángel Rey, junto a la responsable de contenidos digitales del Grupo Santillana, Marta Bonet, y al de contenidos educativos de Grammata, Diego Rosales, en la presentación del proyecto en Compostela.

Parte de los contenidos del hardware, denominado ‘papyre 6.1’, han sido diseñado por la editorial Santillana, lo que ha requerido una adaptación de los contenidos al nuevo medio digital, explicó Bonet.

“El material del que dispondrán alumnos y docentes es un valor añadido diferencial al papel. No es un volcado directo de los textos que ya existen, sino una reinterpretación de los contenidos”, indicó la representante de la editorial con respecto a los artículos creados por Santillana.

Añadió que los estudiantes podrán almacenar todo tipo de archivos digitales, tanto de audio como de texto, elaborados por el profesorado.

El aparato dispone de una elevada capacidad de almacenamiento de contenidos, lo que reduce el peso que transportan los alumnos en su mochila y, además, permite incorporar periódicamente nuevos textos digitales, por lo que este proyecto no requiere la compra anual de libros de papel.

El dispositivo lleva, en opinión de Rey, a una nueva forma de trabajar en las aulas, en la que estudiantes y profesores se convierten en “productores” de contenidos, y aporta, además, los valores éticos del software libre, pues el aparato incluye una versión de Linux.

La utilización del ‘papyre’ ha generado “expectación” entre los estudiantes del colegio y es, por ahora, una experiencia piloto, que se prolongará durante un trimestre, indicó el responsable del centro educativo.

Cada semana, el profesorado se reunirá con el coordinador del proyecto para analizar las deficiencias que presenta el sistema, así como sus ventajas, y cada quince días, el colegio enviará un informe a los responsables de Grammata y Santillana para detallarles cómo se desarrolla la experiencia.

El colegio compostelano aspira a implantar este sistema de manera definitiva el próximo curso escolar y espera que una versión más perfeccionada del ‘papyre’ incluya una conexión wi-fi y pantalla táctil.

A la presentación acudieron el fundador y director general de Grammata, Juan González de la Cámara, y el secretario general de Educación, Formación Profesional e Innovación Educativa de la Xunta, José Luis Mira Lema, quien aseguró que la implantación de la tecnología en las aulas es una “prioridad”.

Mira Lema indicó que este “nuevo salto” hacia las tecnologías digitales en los centros educativos debe hacerse “realidad en el menor tiempo posible” y con parámetros de calidad.

González de la Cámara ya anunció, en noviembre pasado, en declaraciones a Efe, la implantación de ese sistema en un colegio gallego “para demostrar que la clase se va a poder dar independientemente del soporte”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.