sábado, marzo 2, 2024

Formación esencial para las empresas

by admin

La formación constituye un elemento clave en el ámbito empresarial. Contar con un equipo de trabajo altamente preparado representa una condición esencial para poder afrontar los retos que se derivan de un contexto altamente dinámico y cambiante como el actual. Una buena estrategia de formación favorece la anticipación a toda suerte de imprevistos que sean susceptibles de generar impactos en la empresa. Esto se traduce en una minimización de riesgos y, al mismo tiempo, en una mayor cualificación, eficiencia y eficacia del capital humano. Invertir en el conocimiento y la especialización se torna fundamental, no sólo porque favorece el crecimiento de los beneficios percibidos a largo plazo desde el punto de vista económico o porque implique una minimización de riesgos. También porque hacerlo agrega valor a la empresa y, de forma indirecta, contribuye positivamente a su posicionamiento en el mercado.

Un buen plan de formación incrementa la productividad de los empleados lo cual, a largo plazo, incrementa el rendimiento de la empresa y sus flujos de trabajo. En realidad, una inversión sólida en concepto de formación deriva beneficios en ambas direcciones.

Por un lado, para los empleados, un plan de formación incrementa las posibilidades de empleabilidad, promoción interna y, en definitiva, el acceso a cargos de mayor responsabilidad y a mejoras salariales. Igualmente, recibir formación implica también cierta seguridad porque el desarrollo técnico y humano minimiza las probabilidades de desempleo e incrementa los recursos para mantener el trabajo o acceder a otro cargo diferente.

Por otro lado, para la empresa, una inversión en formación multiplica la productividad de sus empleados porque se incrementa la motivación de estos, se genera mayor confianza sobre el equipo humano y fortalece los vínculos y datos subrayando los sentimientos de pertenencia y adhesión a la compañía. Al final, todo esto implica la disminución de los niveles de insatisfacción laboral o la sensación de estancamiento profesional e incrementa los periodos de permanencia, la captación de nuevos talentos y minimiza los índices de rotación de personal.

Formación bonificada a través de FUNDAE y Azibar

Todas las empresas poseen un saldo de crédito formativo que pueden destinar a formación cada año en cursos subvencionados para trabajadores gracias a la aplicación de bonificaciones a la Seguridad Social. La Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE) está gestionada a través de fondos públicos y está desarrollada para responder a las necesidades formativas de las empresas. 

Para acceder a este tipo de bonificaciones formativas las empresas deben cumplir una serie de condiciones. Entre ellas, poseer el saldo suficiente de créditos, que sus trabajadores cumplan con los requisitos exigidos, estar al corriente de pagos con la Seguridad Social o comunicar a Fundae qué tipo de acción formativa se llevará a cabo.

A través de Azibar es posible acceder a un servicio de gestión de bonificaciones que abarca todas las fases del proceso formativo partiendo desde la revisión del contrato de enmienda, el proceso de inscripción, la confirmación del pedido, el acceso a los programas de formación y la finalización de los mismos con la gestión de sus correspondientes bonificaciones.

También le puede interesar

Logo DKA Cursos gratis

Servicios Elearning y Diseño Web

Consultoria de Formación Bonificada

Hosting especializado | SEO

Tiendas Online | Emarketing

Servicios Outsourcing

Todos los derechos reservados .- DKA Formación

Usamos cookies propias necesarias para el funcionamiento del Portal DKA y de terceros para recoger datos de navegación y mostrarle publicidad relacionadas con sus preferencias. Al navegar estás aceptando nuestras políticas de Privacidad Acepto Leer Más

Adblock Detected

Apóyenos desactivando la extensión AdBlocker de sus navegadores para nuestro sitio web.