Aumentan las exigencias para recibir Becas

El Consejo de Ministros ha aprobado los umbrales de renta y patrimonio familiar, y las cuantías de las becas y ayudas al estudio para el curso 2012-2013. La partida, de 1.235 millones de euros, se mantiene intacta con respecto al curso anterior. Asimismo, los umbrales de renta se congelan por tercer año consecutivo, mientras que los de patrimonio familiar se mantienen respecto al año anterior.

El próximo curso, se mantiene la cuantía de los componentes de las diferentes modalidades de las becas y ayudas al estudio, salvo algunas excepciones, como la reducción del componente de residencia y de compensatoria para los becarios de FP que seguían cursos de 2.000 horas. Además, se suprime el suplemento de ciudades para los becarios no universitarios como componente de residencia (204 euros para alumnos que cursen estudios presenciales en una población de más de 100.000 habitantes).

La novedad más importante, sin embargo, pasa por la introducción del requisito del rendimiento académico para acceder a las becas, tanto en las enseñanza universitarias como no universitarias. Por otra parte, también se prevé incorporar al proyecto de Real Decreto, la obligación del beneficiario de la beca de superar un 50% de los créditos en los que haya estado matriculado el curso que ha recibido la ayuda. La no superación conllevaría la obligación de reintegrar la cantidad percibida. Hasta ahora se exigía solamente presentarse a un tercio de los créditos, según especifica el Ministerio de Educación en un comunicado.

Enseñanzas postobligatorias

Las exigencias de rendimiento académico en las enseñanzas postobligatorias no universitarias se limitan a la beca salario/ayuda compensatoria. Para acceder a la beca en primer curso, los estudiantes de primer curso de Bachillerato deberán obtener 5,50 puntos en cuarto curso de la ESO, la misma nota que deberán lograr los estudiantes de primer curso de ciclos formativos de grado superior en segundo curso de Bachillerato. Por su parte, los alumnos de primer curso de ciclos formativos de Grado medio sólo deberán estar matriculados de curso completo.

Para obtener la beca salario en los segundos y posteriores cursos se requerirá pasar de curso con, como máximo, una asignatura pendiente, o haber superado un número de módulos que supongan como mínimo el 85% de las horas lectivas totales, en FP.

Enseñanzas universitarias

En cuanto a las exigencias de rendimiento de las enseñanzas universitarias, las condiciones no sólo se aplican a la beca salario, sino también a todos los demás componentes de la beca general. Los requisitos son diferentes en caso de estudios de grado o máster.

En referencia a los estudios de grado y enseñanzas universitarias de primer y segundo ciclo, en primer curso se requiere haber obtenido 5,50 puntos en las pruebas de acceso, con exclusión de la fase específica. En segundo y posteriores cursos será necesario haber superado un porcentaje de los créditos matriculados el curso anterior. En Arquitectura e Ingeniería, el 65% de los créditos matriculados. En Ciencias y Ciencias de la Salud, el 80%. En Artes y Humanidades, y Ciencias Sociales y Jurídicas, el 90%. Para obtener derecho a la beca salario/ayuda compensatoria serán los mismos requisitos que para obtener una beca general.

En másteres

Para obtener una beca los alumnos que quieran cursar un máster, en primer curso será necesario obtener una nota media de 6,45 puntos en los estudios previos que dan acceso al máster (un 6 en el caso de aquellos másteres que ejercitan para el ejercicio de una profesión regulada). En segundo curso, se requiere haber obtenido las mismas calificaciones en el primer curso.

Y para recibir la beca salario/ayuda compensatoria/movilidad especial, las calificaciones medias requeridas tanto para primer como para segundo curso serán de 7 y 6,50 respectivamente, según se trate o no de másteres que habilitan para el ejercicio de una profesión regulada. La beca de matrícula no incluye el coste de los créditos que se matriculen por segunda y sucesiva veces, una cantidad deberá ser abonada por el alumno.

Curso 2013-2014

El Ministerio de Educación tiene previsto seguir avanzando en esta línea de exigencia académica para recibir las ayudas. Una importante novedad ha sido la incorporación anticipada de los requisitos académicos que serán de aplicación a partir del curso 2013-2014.

En cuanto a enseñanzas no universitarias, se establecen requisitos académicos para la obtención de beca general. Son los mismos que los establecidos para el curso 2012-2013 para la obtención de la beca salario/compensatoria/movilidad especial, con la excepción de que se eleva a 5,5 puntos la nota media que debe obtenerse en cuarto de la ESO para obtener beca en primer curso de Bachillerato.

Con respecto a las enseñanzas universitarias, se incrementan las exigencias académicas necesarias para la concesión tanto de la beca general como de la beca salario/compensatoria/movilidad especial. Así, en primer curso será necesario un 6,50 en las pruebas de acceso, con exclusión de la fase específica.

En segundo y sucesivos cursos, se requerirá superar el 85% de los créditos en Arquitectura e Ingeniería, y el 100% en las demás ramas, o bien obtener una nota media de 6 puntos en Arquitectura e Ingeniería, o 6,50 en el resto de titulaciones.


El Santander abre las Becas Iberoamérica 2.012

La División Global Santander Universidades pone en marcha la edición 2012 de su programa de becas Iberoamérica. Se trata de un total de 400 becas, 100 de ellas en España, para jóvenes profesores universitarios e investigadores.

El programa está dotado con dos millones de euros y cada beca será de un importe unitario de 5.000 euros que se abonará en dos pagos. Así, Banco Santander mantiene los compromisos adquiridos en el II Encuentro Internacional de Rectores Universia de 2010 y si continúa haciéndolo en 2015 habrá concedido 3.000 becas en nueve países iberoamericanos. Y es que el número de becas se incrementa en 200 anuales de una edición a otra.

Las Becas Iberoamérica pagarán a los agraciados en esta edición una estancia en algún centro de investigación o universidad iberoamericana diferente del país de origen, lo que incluye los gastos de alojamiento, desplazamiento y manutención por un periodo mínimo de dos meses. De esta forma se pretende que los becados puedan aprender nuevas técnicas y métodos de aprendizaje o investigación al tiempo que ayudan a consolidar los vínculos académicos.

En el caso de las becas en España, podrá participar personal investigador en formación y personal docente e investigador de universidades españolas con convenio de colaboración vigente con el Santander, así como funcionarios y personal del CSIC.

La solicitud de las becas sólo se podrá hacer online a través de la página web www.becas-santander.com en este enlace, en la que será necesario registrarse como usuario en caso de no serlo. Una vez realizado este paso y tras rellenar el perfil de usuario se podrá acceder al área de becas e inscribirse en la misma. Para hacerlo habrá que seleccionar un área de conocimiento en la que participar entre Ciencias de la Vida, Ingeniería y Arquitectura, Ciencias Básicas, Ciencias Sociales y Jurídicas y Artes y Humanidades. Además, habrá que indicar la universidad de destino y el departamento en el que se desea recalar, así como adjuntar documentación acreditativa del proyecto que se quiere realizar o se está realizando.

El plazo para inscribirse finaliza el próximo 19 de febrero y la elección de los candidatos se llevará a cabo en función del perfil curricular de los aspirantes, el interés académico del proyecto presentado, el nivel de excelencia, calidad investigadora y adecuación del centro de destino elegido y la diversificación de los beneficiarios de las becas en las cinco áreas de conocimiento antes mencionadas.


Los niños que duermen menos de nueve horas rinden peor en la escuela

dormir_estudiandoEn la investigación han participado 142 alumnos de primaria (65 niñas y 77 niños) procedentes de diversos centros escolares. Se observó que aquellos que duermen de ocho a nueve horas tienen peor rendimiento que los que duermen de nueve a once horas. “Teniendo en cuenta los resultados obtenidos, consideramos que dormir más de nueve horas y tener una adecuada rutina diaria favorece el rendimiento académico”, explica el investigador de la Facultad de Psicología de la UAB Ramón Cladellas, autor del estudio.

Los investigadores elaboraron un cuestionario para los padres a fin de recoger los hábitos y horas de sueño nocturno de sus hijos y, paralelamente, valoraron una serie de competencias académicas: comunicativas, metodológicas, transversales y específicas. De este modo, explica Cladellas, observaron que “un 69% de los estudiantes regresan a casa tres o más días a la semana después de las nueve de la noche o se acuestan al menos cuatro días semanales después de las 11 de la noche”.

Además, constataron que el déficit de horas de sueño y los malos hábitos produjeron efectos negativos especialmente en las competencias más genéricas (comunicativas, metodológicas y transversales), fundamentales para el rendimiento académico.

No obstante, en algunas competencias específicas, más relacionadas con aspectos cognitivos como memoria, aprendizaje y motivación, el efecto es menor y se ven alteradas sobre todo por pautas de sueño irregulares. De ese modo, la falta de horas de sueño distorsiona el rendimiento de los niños en el conocimiento lingüístico, en las reglas gramaticales y ortográficas, así como aspectos claves en la organización y compresión de textos. “Son competencias básicas, de manera que si el alumno, debido a una falta de sueño, desarrolla problemas en este aspecto, puede repercutir en todas las materias”, explica Cladellas.

Los autores concluyen que mantener una higiene de sueño adecuada a esta edad contribuye al desarrollo cognitivo positivo y sugieren el desarrollo de programas de prevención al respecto que empiecen por concienciar a los padres y maestros. “Existe una gran preocupación porque los niños están muy pegados a la televisión, a las máquinas, a los videojuegos, pero no se le da la misma importancia a que tengan el hábito de irse a la cama siempre a la misma hora”, concluye Cladellas.


Solo el 24% de los alumnos de bachillerato estudiará un grado de letras

formacionSolo el 24% de los alumnos de bachillerato está interesado en cursar un grado del área de letras (ciencias sociales, jurídicas, humanidades. La mayoría de los estudiantes encuestados, 75,98%, se decantará por el área de economía, un 47,6% escogerá ciencias (incluidas ciencias de la salud), mientras que el 28,4% estudiará algún tipo de ingeniería. Los más científicos son los jóvenes de Madrid, ya que un 53,4% manifestó que elegirá un grado relacionado con ciencias o ciencias de la salud. En ingeniería destacan los malagueños (37,3% hará algún grado relacionado).

Entre los alumnos de bachillerato que se decantarán por un grado de letras (el 24%), un 12,31 elegirá estudiar ciencias sociales o jurídicas, mientras que un 11,68% estudiará arte o humanidades. Los estudiantes burgaleses son quienes mostraron un mayor interés por las ciencias sociales, ya que un 18,77% escogió esta opción.

Con respecto al motivo principal por el que elegirán su grado, aunque los estudiantes tienen la percepción de que encontrar un empleo hoy día no es tarea fácil, su interés no se enfoca directamente a las salidas profesionales que tenga y el 41% se guiará por su propia vocación, indica el estudio de Círculo Formación. Un 36,4% de los alumnos encuestados dijo que se fijará antes en las salidas profesionales que le ofrece su futura profesión, y un 14,9% pensará en el precio de su grado antes de escogerlo. Los más idealistas en este sentido son los jóvenes murcianos, ya que un 47,2% escogerá su grado por vocación, mientras que los que más piensan en las salidas profesionales que pueda tener su titulación son los malagueños (40,5%).


Cuarto de la ESO tendrá tres vías distintas

cuarto-esoHacia el bachillerato de letras serán Educación Plástica y Visual, Latín y Música; para el de ciencias, Biología y Geología, Física y Química, y Tecnología; y para FP, Alimentación, Nutrición y Salud, Ciencias Aplicadas a la Actividad Profesional y Tecnología. Los alumnos podrán cursar las tres en bloque o solo dos ellas y otra más a elegir entre las siguientes: Informática, Iniciativa Emprendedora y segunda Lengua Extranjera. De cada una habrá dos clases semanales.

Entre las seis materias obligatorias para todos estará Matemáticas, pero las comunidades autónomas podrán ofrecerla en dos niveles distintos: uno para los que piensan seguir estudiando la materia en bachillerato y otro para los que no. De esta redacción se entiende que una será más fácil que la otra, pero el decreto insiste en que ambas deben garantizar igualmente las competencias básicas marcadas para la ESO.

De momento, la voz más crítica sobre estos cambios ha sido la de la Confederación de Asociaciones Padres de Alumnos (Ceapa), mayoritaria en la escuela pública. Esta organización teme que “muchos institutos utilizarán las opciones de 4º para separar al alumnado según sus capacidades”. Algunos especialistas han llegado a comparar este cambio con los itinerarios que creaba a partir de 3º de ESO la ley educativa aprobada durante el Gobierno del PP (LOCE), que no llegaron a entrar en vigor. El Gobierno los ha defendido como un buen instrumento para “flexibilizar” el sistema e “incrementar el éxito escolar”, dijo el ministro Ángel Gabilondo el año pasado en el Congreso.

En cualquier caso, el decreto trae consigo otros cambios con la intención dar más oportunidades y así mantener la senda de mejora en el abandono escolar temprano que parece haberse iniciado con la crisis ecónomica. La cifra se redujo en 2010 al nivel más bajo que se ha conocido en España, un 28,4%, aunque es aún casi el doble de la media de la UE.

Así, los alumnos podrán acceder a partir de los 15 años a los programas de cualificación profesiopnal inicial (PCPI) pensados para los alumnos en mayor riesgo de acabar la educación obligatoria sin el título. Estos tienen una parte obligatoria (de enseñanza básica y formación profesional) y otra voluntaria (con la que podrán obtener el título de ESO). A Ceapa tampoco le gusta eso que se adelante la edad: creen que se pueden deribar alumnos para los que podrían funcionar otras opciones. Pero sí les gusta que los módulos obligatorios den acceso directo a la FP de grado medio sin necesidad de tener el título de secundaria ni pasar un examen de acceso. A diferencia de lo que ocurre ahora, los PCPI tendrán una duración de dos años.

Además, para facilitar un eventual reenganche en el futuro de los chicos y chicas que abandonen las aulas sin diploma, los institutos expedirán un certificado de estudios en el quedará claro, entre otras cosas, las materias que aprobaron durante el tiempo que estuvo en el instituto y, sobre todo, la formación que le le haría falta para completar la ESO. Esta información podrá servir para ahorrarse una parte del examen libre para sacarse el título de secundaria o del de acceso a FP.